UNA RUTA ENTRE PUEBLOS DEL MUNDO DEL JAMÓN JEREZ DE LOS CABALLEROS, FRENEGAL DE LA SIERRA, HIGUERA LA REAL Y CUMBRES MAYORES

En las rutas, hay que vivir siempre una aventura diferente donde la historia, el arte, la arquitectura, la gastronomía y sus leyendas, salen al encuentro de aquellos que las recorren.

Se parte de Jerez de los Caballeros, villa poblada desde los tiempos de la prehistoria. Conocida como “Fama Julia” por los romanos y “Xerixa” por los árabes.

La fortaleza templaria de Jerez de los Caballeros se ubica sobre un cerro. Tiene un castillo y un conjunto amurallado que tenía 26 torreones, de los que solo quedan 16 y 6 puertas que daban acceso al recinto de ls que solo quedan en pie la de Burgos y la de la Villa. Del conjunto destaca la torre del homenaje, bautizada como Torre Sangrienta.

La Torre  Sangrienta tiene una leyenda, “La de los tres silbidos”  que dice:

“Tres fueron  los caballeros templarios que murieron en un trágico día, previamente habían jurado en nombre de Dios y del Templo de Salomón, que volverían a galopar en sus caballos hacia los Santos Lugares. Desde entonces, este lugar permanece encantado por los antiguos templarios, cuyas almas reaparecen a las doce de las noches sin luna, alzando la espada de Damasco y dispuestos a participar en las cruzadas de Tierra Santa. Y por ese tránsito de espíritus, se dice que por las noches se les oye silbar llamando a sus caballos”.

Jerez de los Caballeros vio nacer a Vasco Núñez de Balboa, a Hernando de Soto, a Pedro Portocarrero a Pedro Malaver de Silva, a Juan García de Carvajal y a Juan Rodríguez Espejo. Conquistadores y descubridores de las Américas.

La historia de esta villa brota por cualquier lugar, por sus calles encaladas, por sus monumentos como La Iglesia de San Miguel, construida justo cuando se disuelve la Orden del Temple  y la pasa a ser de la Orden de Santiago ya tocando los finales del siglo XIV, cuando Enrique II de Castilla les entregó esta villa. La torre se construye entre 1749 y 1756 y es obra de Juan Alfonso de Ladera y mide 64 metros de altura.

Según manifestación expresa en su testamento, en esta parroquia, junto las cenizas de su madre quiso descansar eternamente el adelantado de la Florida, Hernando Méndez de Soto..

Jerez de los Caballeros (Badajoz)

La iglesia de San Miguel se comienza a levantar a finales del siglo XV, y por la fecha de la placa existente en la puerta de la fachada gótica del evangelio (1484), cabe pensar que su construcción fue consecuencia de la súplica de la ciudad a los Reyes Católicos en la visita realizada por éstos en el año 1484 para la edificación de un nuevo templo en esta zona en la que la feligresía se servía de una antigua ermita. Su construcción, no obstante, se prolongaría durante varios siglos, dando lugar a un excelente conjunto de porte catedralicio donde se conjugan elementos propios del último gótico jerezano con otros del inicio y plenitud del renacimiento y del barroco

La iglesia de San Bartolomé, fue edificada en el siglo XV sobre los restos de una capilla con el mismo nombre. Destaca por su decoración y colorido de estilo barroco, ya que en los siglos XVII y XVIII sufrió varias  restauraciones y ampliaciones. La Iglesia de San Bartolomé se desarrolla un ritual festivo denominado “La Salida del Diablo” y “La Quema del Rabo del Diablo” que organiza la Cofradía del Santísimo Sacramento.

La Iglesia de Santa Catalina. Este templo fue construido sobre otro de origen medieval, ampliado a partir del siglo XVI hasta llegar a ser uno de los más destacados templos barrocos de Extremadura. Si bien su estilo original es gótico, sus posteriores remodelaciones añadieron numerosos elementos arquitectónicos barrocos tales como su fachada y su torre, edificada en la última mitad del siglo XVIII con aires clasicistas.

Iglesia de Santa María de la Encarnación. Este templo es el más antiguo de cuantos existen en Jerez de los Caballeros ya que hay pruebas que lo remontan a la época visigoda. En su interior existe una columna invertida en la que se pude leer la inscripción “en el día noveno de las calendas de enero, de la era 594 fue dedicada esta iglesia a Santa María”. Esta fecha indicaría que fue fundada en el año 556 de nuestra era. La posición invertida de la columna en la que está grabado el epígrafe conmemorativo de la consagración de la iglesia nos indica la fecha de construcción del templo ya que este detalle o descuido jamás se hubiera tolerado en los edificios religiosos griegos o romanos. En los tiempos de la dominación mahometana debió ser la mezquita donde hacían oración los creyentes del Corán. También fue la iglesia principal cuando la población cayó en poder de la Orden Templaria, quienes al encontrarse un templo que en otro tiempo había sido santuario de la Virgen María, patrona de la Orden del Temple, debieron tener gran júbilo en confirmar la consagración verificada en el siglo VI.

No hjay que sarlir de Jerez de los Caballeros sin pasar antes por su Museo de Arte Sacro

Calles de Jerez de los Caballeros.

Nos vamos de Jerez de los Caballeros...

Y llegamos a Frenegal de la Sierra

En este pueblo nos encontraremos con varios yacimientos arqueológicos de importancia. Hablamos de uno de ellos, concretamente de Nertobriga Concordia Lulia. Desde una altura de 681 metros se dominan varias decenas de kilómetros al Norte y, al menos, una veintena hacia el Sur y Este, abarcando todos los pueblos actuales que lo rodean. Ocupa, por tanto, una posición estratégica entre los ríos Sillo y Álamo, junto a la mayor concentración de minas de hierro de la comarca y sobre la Real Cañada Soriana, reflejo de lo que fue una importante vía protohistórica de comunicación entre el Sur y el Norte peninsular, tal y como se revela en el estudio espacial de asentamientos prehistóricos.

Nertobiga, tuvo bastante notabilidad en sus tiempos, la podemos comprobar en los textos clásicos que se ocupan de ella. Ptolomeo ofreció sus coordenadas geográficas, siendo de mayor interés las noticias facilitadas por Polibio, quien menciona a la ciudad a propósito de su toma por las tropas romanas al mando del pretor Marcelo. Plinio, la menciona en sus textos y alcanzó el status de municipium bajo la férula de Cèsar.

Fregenal de la Sierra (Badajoz)

La ciudad de Fenegal de la Sierra, tiene varios personajes de importancia histórica y entre ellos podemos destacar a los santos Teompopo, obispo de Nertobriga, a San Eutropio obispo de Nertobriga y a Exuperancio Abad, fundador del monasterio de San Miguel de los Fresnos.  Otros hijos de Frenegal son:  Benito Arias Montano, humanista, hebraísta, biólogo y escritor políglota que participó en el Concilio de Trento, en la redacción de la Biblia Políglota de Amberes y se encargó de la catalogación y organización de las obras que se encontraban en la Biblioteca del Real Monasterio de El Escorial. Aquí nació un marino,  Juan Serrano que formó parte de la expedición de Magallanes a la isla de las especias y que murió en la isla de Cebú en 1521.  Corrió por estas calles de chiquillo el que fue “el hereje español”. Cipriano de Valera. Frenegal tuvo también un gran político  y Ministro de Gracia, Justicia y Fomento además de ser el fundador del Ministerio de Hacienda en 1849; hablamos de Juan Bravo Murillo y al escultor Eugenio Hermoso autor del desnudo “el baño de las zagalas”

Frenegal, tiene en su haber gracias a otro de sus hijos , Rodrigo Sánchez-Arjona y Sánchez-Arjona, el ser el primer pueblo de España y, posiblemente de Europa en hacer una llamada telefónica a larga distancia en el año 1880.

El castillo-fortaleza de Fregenal fue encomendado a la Orden del Temple en el siglo XIII, fecha en la que aparecen las primeras referencias documentadas sobre el edificio. El recinto dispone de siete torres, de las cuales sobresale la torre del Homenaje, sobre la que se edificó un campanario con reloj en el siglo XVIII. La Torre del Polvorín, la segunda en orden de importancia dispone, bajo los balcones del campanario de la iglesia, de un reloj. Al edificio se accede por una portada con arco ojival, construida en sillería, y sobre la misma se observa un escudo atribuido a los templarios y un matacán. Dentro de la fortaleza se encuentra la Plaza de Toros, construida en los años finales del siglo XVIII, y el Mercado de Abastos, de comienzos del siglo XX.

La iglesia Santa María la Mayor, es la más antigua de la ciudad. Tiene su origen en una capilla templaria, fundada por los caballeros de esta Orden en el siglo XIII. Está situada junto al castillo

La iglesia de Santa Catalina, tiene sus orígenes en el siglo XV, teniendo en su interior una riqueza muy destacada, como la Virgen y el Niño y la Piedad.

La iglesia de Santa Ana, del siglo XVI, tiene en su interior un retablo plateresco considerado como uno de los más destacados de Extremadura, atribuido a Roque de Balduque.

El colegio de los Jesuitas data del siglo XVII. Fue levantado gracias al testamento que dejó el comerciante Alonso de la Paz Rodríguez. Allí se estudiaba Gramática, Artes, Teología y Filosofía.

El Convento de Nuestra Señora de la Paz, principio del siglo XVII, está encomendado a la Orden de las Madres Agustinas y actualmente elaboran unos dulces extraordinarios.

El convento de San Francisco. La fundación del convento se data en 1563, tras resolverse la polémica entre los representantes de las provincias franciscanas de San Gabriel y San Miguel, que llegaron a fundar dos comunidades distintas en sendas ermitas de la localidad, las de San Antón y los Mártires.

 

Monasterio de San Miguel, cuyos elementos constructivos más antiguos pertenecerían a la época visigoda (s. VII), lo que no descarta la probable reutilización de materiales romanos o paleocristianos procedentes sobre todo de la cercana citania de Nertobriga,  de la que solo se conservan en la actualidad los muros perimetrales de su única nave cubierta por dos arcos fajones ojivales sostenidos por columnas adosadas al interior y contrafuertes al exterior, una entrada lateral del mismo estilo orientada al Sur y un ábside cerrado con bóveda de cañón bajo el que se localiza un pequeño altar con nicho y venera central ya de los siglos XVI o XVII, flanqueado por otros dos de menores proporciones

A seis kilómetros está la ermita Nuestra señora de los Remedios,  de estilo barroco, tal como se conoce hoy, surge en 1619. El conjunto arquitectónico se comienza a edificar en el año 1497 y la obra es finalizada pasando dos años en 1499, no obstante sufre varias remodelaciones entre los siglos XVI y XVIII que le dan su aspecto actual. Su bendición se produce en el año 1501, tal y como relata el Libro de los Milagros, por el entonces obispo de Badajoz Alonso Manrique, los capellanes y sacerdotes de la entonces villa de Fregenal y diferentes autoridades y prelados de la misma.

Las fiestas patronales de Nuestra Señora Santa María de los Remedios, Al caer la noche, la procesión del rosario toma las calles de Fregenal, que al ritmo del Rayo predica con luz y fuego una devoción purificada con agua venida del cielo. El bullicioso rosario visita las principales iglesias de Fregenal, con miles de personas de la ciudad y de los pueblos de la comarca, que siguen a los faroles de las tres parroquias que iluminan el camino. El son del Rayo solo se detiene ante la luz de las candelas, frente a las que se reza a la Patrona, para acabar reanudando el baile de los faroles con el tradicional Vals del Rosario, del que todos los asistentes participan. El apoteosis de esta poco habitual procesión tiene lugar frente a la iglesia de Santa María de la Plaza, la principal de la ciudad, donde por última vez se elevan las plegarias del pueblo al cielo y se cierra la fiesta con el himno que conmemora la Coronación de la Virgen de los Remedios en 1906.

 

Una leyenda cuanta la historia de dos jóvenes amantes frexnenses:

 María y Miguel, a cuya relación se oponen los padres de la joven. Estos, para impedir el matrimonio de ambos, en la víspera de la Noche de San Juan, mandan asesinar a Miguel mientras espera María, al llegar la joven y ver el cuerpo inerte de amado, no puede soportar tal dolor y se quita la vida.

Los padres de ella arrepentidos por el terrible crimen cometido, deciden enterrarlos juntos cerca de la Fuente que posteriormente se llamó María Miguel.

Se registró que desde entonces, los dos jóvenes permanecen encantados y sus espíritus en las noches de San Juan, vuelve desde el más allá paseando por su amor al lado del puente de Jerez , en la zona norte de Fregenal de la Sierra. De sus tumbas nació un almendro que aún a día de hoy da sombra.

Las calles de Fregenal de la Sierra

Y, y nos vamos de Fregenal de la Sierra paseando, paseando...

paseando entre campos y dehesas donde los cerdos ibéricos pastan llegamos a Higuera la Real

Este pueblo nace en el castro conocido como Castrejón de Capote, un poblado prerromano de la cuenca del Ardila. Las primeras evidencias de actividad humana se remontan al periodo de la Edad del Cobre (más de 4000 años a.C.). posteriormente han sido documentos restos de la Edad del Bronce en su fase final, de los cuales el más significativo es la “Losa de Capote” que presenta grabados característicos de las denominadas estelas del suroeste (s. IX a.C.). Esta pieza fue posteriormente reutilizada para practicar en ella inscripciones en una antigua escritura prerromana, propia d los pobladores de la zona durante la 1ª edad del Hierro, dentro de una fase conocida como “Período orientalizante” (s. VI a.C.). Los restos que se contemplan en la actualidad pertenecen a un asentamiento de tipo castreño fundado posteriormente y habitado entre los siglos v – i a.C. Esta fase final de ocupación del lugar es la más representativa, en la cual existieron varias fases de población

.

Higuera la Real

La iglesia de Santa Catalina está levantada sobre una Ermita Gótica de finales del S. XIII, aunque la construcción actual corresponde a una edificación de principios del S. XVI.

Iglesia de San Bartolomé, de estilo barroco, fue mandada a construir por D. Francisco Fernández Dávila (1605 – 1673), Caballero de la Orden de Santiago, en cláusula de su testamento que otorgó en la que relata que en el año 1631, navegando entre los Puertos de Callao y Perico en la ciudad de Panamá, la nave del Almirante en la que iba embarcado naufragó. En ella llevaba gran cantidad de plata, por lo que hizo una promesa al Señor de la Humildad: si salvaba su vida y su plata, construiría una iglesia en su honor y fundaría un Colegio de Padres de la Compañía de Jesús para la enseñanza de los niños, hijos de vecinos de la villa de Higuera la Real y demás lugares comarcanos a ella.

La ermita de Nuestra Señora del Loreto, se trata de la construcción más primitiva del municipio, ya que es de origen Templario, fundada en el siglo XIII.

La ermita de Nuestra Señora del Socorro, hay datos de su existencia desde el 1680

Los Molinos Harineros  tienen mucha similitud con otros molinos de Al-Ándalus nos lleva a una procedencia árabe, y a una fecha de construcción comprendida entre los siglos X y XIII, momento en el cual se produce el uso generalizado de los molinos de agua, así como la incorporación de mejoras de mejoras técnicas que aumentarán su producción.

LA MAMARRACHA, no se poseen pruebas concretas que se permita asociar este grifo con una fecha exacta. Es muy probable que date del siglo II d.C.

LA MATANZA: El ecosistema extremeño, especialmente el de la sierra, es idóneo para la cría del cerdo ibérico, que pasta entre encinares y alcornocales, alimentándose de bellotas durante la montanera. El del cerdo se ha mostrado como el sector más importante de la industria higuereña. Por “matanza” se entiende el conjunto de operaciones destinadas al sacrificio del cerdo y a la elaboración de los productos de él obtenidos. La matanza tradicional, además de servir de sustento a los miembros de la familia, supone una expresión del nivel económico y social de esa familia, en función de los cerdos que sacrifique, y de lo grandes que sean estos. También puede apreciarse una división del trabajo en función del sexo, de modo que los hombres se van a dedicar a manipular la máquina de embutir, al salado de los jamones, mientras que las mujeres se ocupan de atar los embutidos, etc.

La época de matanzas abarca los últimos meses del otoño y los primeros del invierno, siendo el mes de diciembre el más propicio. Normalmente, se dedican dos o más días a la matanza, ya que requiere muchos preparativos de útiles, como cuchillos, artesas, baños, máquinas de embutir y picar carne, etc. Entre los participantes en la matanza, familiares, amigos y vecinos, se genera una atmósfera muy agradable, comiendo, bebiendo y compartiendo risas. El día de la matanza, al alba, se saca al cerdo de la pocilga y entre varios hombres le sujetan por las extremidades para subirlo a la mesa mantequera (banco ancho y bajo) que es donde se sacrifica al animal. Esta tarea, si no existe ningún experto, es realizada por el “matachín” o matarife. Mientras, se va removiendo la sangre del animal que va cayendo sobre un caldero.

ras esto, se lleva a cabo el “socarrado”, que consiste en quemar el pelo del cerdo por medio de escobas o plantas secas en combustión. El veterinario examina algunas muestras, sobre todo la lengua, para asegurarse de que no está infectado de triquinosis, dando su autorización para el consumo.

Una vez descuartizado el cerdo, se pica la carne, procediendo a guisarla en grandes baños y artesas de madera; los guisos de lomos y salchichones ocupan recipientes de barro. Los embutidos se irán colgando por tandas, separando los lomos, los salchichones, los colgajos de chorizos, morcillas, etc. En las casas se suelen guardar en bodegas, alacenas o en grandes cocinas, en las que van ahumándose bajo las campanas de las chimeneas. Estos productos serán consumidos a lo largo de todo el año.

Y de aquí, de estas tierras de Badajoz, nos vamos a las de Huelva, hacia Cumbres Mayores.

El puente romano que comunicaba Nertóbriga con Turóbriga, ayuda a sortear el caudal del río Sillo.

Este pueblo está englobado dentro de sistema defensivo  que se denominó “Banda Gallega” grupo de fortalezas que defendían la frontera con Portugal, en contraposición a la banda morisca en defensa contra los musulmanes granadinos. Su principal baza defensiva es el castillo de Sancho IV “El Bravo”. La fortaleza se construyó entre los siglos XIII y XV

En esta zona se encuentra en la actualidad restos de un ábside de la que fue Ermita de la Magdalena, la más antigua reliquia de las construcciones cristianas de esta comarca de la sierra.

Cumbres Mayores (Huelva)

Iglesia parroquia de San Miguel Arcángel es un templo del siglo XV. Su construcción tiene correspondencia con las edificaciones elevadas durante el reinado de los Reyes Católicos, aunque existe la posibilidad de que se construyera sobre restos de otra más antigua.

Ermita de Nuestra Señora de la Esperanza en la cual recibe culto la Excelsa Patrona y Alcaldesa Honoraria Perpetua de la localidad data de principios del siglo XIV,

Del convento de Santa Clara, sólo se conserva la Portada que refleja un estilo Gótico Tardío del s. XV de uno de los edificios conventuales más importantes de Cumbres Mayores.

.

Ermita de Nuestra Señora del Amparo. Fue construida en honor de san Sebastián, como agradecimiento por haber librado al pueblo de una epidemia, en el siglo XIV. En ella se da culto al titular hasta que en 1736 se traslada a esta ermita la Hermandad de Nuestra Señora del Amparo, la cual había sido fundada en la ermita de Nuestra Señora de la Esperanza por bula del papa Clemente X.

La Cruz del Altozano, es una de las pocas fuentes conservadas que acercaron el agua corriente a los vecinos de esta localidad. Entre sus muros podemos encontrar reflejadas en azulejos todas las imágenes de las vírgenes más relevantes de la localidad. En su cumbre se encuentra una cruz de hierro por lo cual es utilizada en las tradicionales cruces de mayo.

Una leyenda de Cumbres Mayores: Cuentan las lenguas antiguas, que las Bramaeras eran personas que se cubrían con una sábana u otro atuendo de color blanco, imitando la aparición de un fantasma, y que solían hacer presencia con la caída de la tarde causando pavor y pánico entre los vecinos de la localidad que durante esas horas se refugiaban en sus viviendas. Con su aparición las Bramaeras pretendían que no hubiera alma alguna por el municipio y poder cumplir con su objetivo, el encuentro con su amante. Se disfrazaban de Bramaeras aquellas personas que mantenían relaciones extramatrimoniales o que, simplemente, no se consideraban bien vistas.

La gastronomía del lugar

Manitas de Cerdo

2 Manitas de cerdo completas y ya bien limpias

1 cebolla grande

1 pimiento rojo

6-8 dientes de ajo

1 buena hoja de laurel

1 cucharada de pimentón dulce (o mezclado con un poco de picante, si quieres)

2 clavos de olor y una pizca de nuez moscada molida

200 ml de vino blanco de guiso

2 cucharadas de vinagre de vino blanco

Aceite de oliva

Sal y pimienta

ELABORACIÓN:

Al principio hay que limpiar bien las manitas raspando las impurezas, lavarlas muy bien y darles un hervor de unos minutos desechando el agua de cocción. Si las manitas vienen limpias mucho mejor.

Cortar cada manita completa en 4 pedazos, por mitades y luego cada mitad a su vez por el medio.

Rehogar la cebolla picada y ajos en una cazuela con un fondo de aceite de oliva. Ponemos también el laurel. A medio hacer añadimos el pimiento rojo.

Cuando esté el sofrito listo, se añade el pimentón y se dan un par de vueltas, justo después se adjuntan a las manitas.

Se añade el vinagre, y se sube el fuego para que el alcohol evapore por completo. Se salpimienta al gusto añadiendo el vino y las especias.

A fuego medio hasta que se reduzca por completo el alcohol, y después, con un poco de agua, terminar la cocción de las manitas.

El tiempo de cocción oscilará entre 35 y 60 minutos, siempre a fuego medio, y regulando el nivel de líquido

Se sirven después de unos minutos de reposo, espolvoreadas con perejil fresco picado.

2 Replies to “UNA RUTA ENTRE PUEBLOS DEL MUNDO DEL JAMÓN JEREZ DE LOS CABALLEROS, FRENEGAL DE LA SIERRA, HIGUERA LA REAL Y CUMBRES MAYORES”

  1. Pocas veces he disfrutado tanto en un viaje, sea nacional o por el extranjero, como en mi reciente visita a la Ruta del Jamon Dehesa de Extremadura, donde he vivido un fin de semana lleno de cultura, buenas experiencias y rica gastronomia relacionada con el cerdo iberico, uno de los alimentos que me hacen mas feliz en el mundo. Recorrer durante un fin de semana la zona sur de Badajoz ha sido posible gracias a la invitacion recibida, junto a un grupo de blogueros de viaje, por parte de las autoridades locales y donde hemos conocido de primera mano una de las cuatro denominaciones de origen del cerdo iberico pero tambien la dehesa extremena, su exquisita gastronomia, encantadores pueblos, imponentes castillos, arraigadas tradiciones y muy buena gente, quizas lo mejor de esta tierra. Vamos a contaros lo que dio de si mi experiencia iberica por tierras extremenas.  Es una propuesta turistica que tiene como objetivo dar a conocer todo lo que ofrece el cerdo iberico, la dehesa como ecosistema, los productos gastronomicos de la zona asi como toda la tradicion y cultura que hay detras de este mitico animal. Abarca toda la comunidad de extremadura y en la provincia de Badajoz hay mas de 30 municipios con una importante cultura del cerdo iberico, entre los que destacan Jerez de los Caballeros, Monesterio, Fregenal de la Sierra o Higuera la Real. Os resumo este viaje con 10 buenas razones por las que debeis hacer esta ruta del jamon Dehesa de Extremadura, jamon de denominacion de origen que me ha hecho suspirar y llorar de alegria. Razones de peso que como vais a ver mas adelante, son dificiles de igualar e imposibles de rechazar. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *