EL ORÁCULO GALÁCTICO DE CAPRICORNIO, por Marisa Mateo Requena

CAPRICORNIO

Capricornio () es el décimo signo del zodíaco, el quinto de naturaleza negativa (femenina) y de cualidad cardinal. Simboliza la sabiduría y las aguas por el dios primordial de los sumerios: Enki; su símbolo representa la montaña, pertenece junto a Tauro y Virgo al elemento tierra. Está regido por Saturno y dentro de esa trilogía de Tierra representa la Siembra. Su signo opuesto es Cáncer.

El símbolo astrológico presenta un animal híbrido: una cabra con cola de pez o monstruo marino o un Pandavaje. La cola de pez simboliza las aguas nutritivas donde nace el ser para elevarse al grado más alto de espiritualidad. Representa el Unicornio con su único cuerno protuberante sobre el testus, semejante a una lanza.

Capricornio es asociado a menudo con la figura mitológica de la cabra Amaltea, que crio a Zeus en la isla de Creta para esconderlo de Cronos, su padre, quien devoraba a sus hijos. Cuando Zeus, ya adulto, luchó contra los Titanes, se fabricó una armadura con la piel de esta cabra mítica, que se convertiría en la Égida, el escudo de Zeus forjado por Hefesto, dios del fuego. Primero Zeus donó este escudo a Apolo, y luego a su hija Atenea, diosa de la guerra. Al igual se dice que el capricornio se creó a partir de la guerra de los dioses, cuando Pan escapó al río Nilo, y la mitad de su cuerpo sumergido se volvió el de un pez.

Usan el sarcasmo porque el homicidio es ilegal.

¡Feliz día de los ex! Te desearía lo mejor, pero ya me tuviste.

No diré a tus espaldas lo que no sea capaz de decirte en tu propia cara.

 

MÚSICA DE LOS CAPRICORNIO

Los demás insisten de modo cansino en que sois pesimistas, pero vosotros replicáis diciendo que os limitáis a ser realistas (Claro, que así justificáis vuestra actitud cobardica de la que hacéis gala en vez en cuando). Dicen las malas lenguas de algún que otro corro celestial; que sois los reyes de las lamentaciones y vais de incomprendidos, pero que en el fondo sois unos miedicas, y, claro, que esto os ofende y os volveis a sentir incomprendidos. Aunque luego os entre la calma y os aplicáis esa idea  tan vuestra de que: “el tiempo dirá la última palabra y pondrá a cada uno en su sitio”. Siempre esperando, claro, que el paso del tiempo os de la razón. Y vosotros, tan pacientes como sois, pues… haréis de duros mientras aguardáis a que esto llegue.

Pero habéis de reconocer que los riesgos no están hechos para vosotros, eso ya lo tenéis asumido, y pensáis que es propio de los locarios  imprudentes de los Aries. Lo vuestro es lo de ir paso a paso y dedicar tiempo a cubriros las espaldas y sembraros un porvenir seguro,  sin cabida a sustos inesperados. ¿Veis? Eso también se lo dejáis a otros como, por ejemplo, a los Acuario. Y es que, por otro lado, tampoco os podéis encargar de todo, que ya tenéis bastante con mantener vuestros miedos a raya y en planificarlo todo, metódicamente, antes de pasar a la acción. Además, que como os sentís imprescindibles, acabáis siempre encargándoos de las más diversas tareas (Uffff, ¡cómo cansa pensarlo! Y encima de que lo hacéis todo, aún van por ahí contando que tenéis mal genio. ¡Si es que no os queda tiempo para ser simpáticos, jolín, que la gente lo quiere todo!).

 

 

Atentamente firma EL CONSEJO DEL ORÁCULO GALÁCTICO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *