CASTILLOS DE ALBACETE

Las fortalezas y las armas, se unen en Albacete

La leyenda del castillo de Alcalá del Jucar:

Una princesa cristiana, Zulema, que era pretendida por el moro Garadén, y que fiel a su fe se suicidó arrojándose al vacío. Otra versión de la leyenda habla de los amores prohibidos de Zulema, esta vez musulmana, con un caballero cristiano. Ambos, para huir de la ira de su padre el moro Garadén, huyen y se establecen en el actual emplazamiento de la cercana aldea llamada Zulema

El Castillo de Nerpio o de Tablilla .Al pie del cerro del castillo merece la pena fijarse en la casa fuerte, de origen árabe, y hoy casa solariega remodelada y habitada, que controló el paso a la fortaleza. La antemuralla de los lados sur y oeste del cerro conserva el camino de ronda, con todo un sistema defensivo de almenas y saeteras. Pero lo más destacable es la torre del homenaje, que tuvo cuatro pisos en su interior, así como un aljibe en la parte baja para aprovechar el agua de lluvia.

Su importancia histórica fue fundamental para controlar el vecino Reino de Granada, de lo que se encargó la orden de Santiago desde 1242, hasta la conquista de la ciudad de Granada en 1492.

El origen del conjunto es muy antiguo, ya que sobre los cimientos romanos se han encontrado restos de murallas godas, árabes y cristianas, siendo la remodelación de estos últimos ordenada por el infante don Juan Manuel, señor y príncipe de Villena. A mediados del siglo xv el castillo fue restaurado por don Juan Pacheco, I marqués de Villena.

El Castillo de Yeste, es de origen andalusí siendo uno de los más importantes de la Sierra del Segura, era en principio una fortaleza de planta rectangular con torres del siglo XIII a la que se le añadió un recinto fortificado donde se encontraba la población.

Toda la zona fue intensamente poblada por iberos, romanos y más tarde, árabes, quienes hicieron de Yeste una gran fortaleza. A la conquista cristiana en el siglo XIII, Yeste pasó a ser una de las Encomiendas de la Orden de Santiago, para proteger esta zona fronteriza, ya que estaba en relación con los reinos árabes de Valencia y Andalucía.

Castillos olvidados de Albacete

Castillo de Manzanares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *