CASTILLOS DE LAS ISLAS BALEARES

...de castillos y de alcázares. Un recuerdo en cada piedra .

Palacio de La Almudaina. Este imponente alcázar, conocido en la época de la conquista con el nombre de “Zuda”, fue reedificado en 1309 por el rey Jaime II, según modelo del Palacio Real de Perpiñán.2​ En La Almudaina tuvieron sucesivamente su corte los monarcas del reino de Mallorca, los de Aragón y los de España. Felipe II destinó el “Tinell” a Real Audiencia e instaló en el resto del edificio la Capitanía General de las Islas.

El castillo actual, de origen romano, es una modificación del alcázar musulmán iniciado en 1281, se prolongó hasta 1343, durante los reinados de Jaime II, hijo de Jaime I el ConquistadorSancho I y Jaime III. La Almudaina fue la sede del próspero reino mallorquín del siglo XIV, durante los reinados del citado monarca y de sus sucesores Sancho I y Jaime III, hasta pasar a la Corona de Aragón con Pedro IV en 1349.

Durante la primera mitad del siglo XVI se construyó la planta alta por orden del rey Carlos I de España.

Castillo de Santueri. Es un castillo roquero porque se sitúa en la cima de una montaña y aprovecha la orografía para hacerse inexpugnable. Las murallas cierran el perímetro de la cima allí por donde ésta es accesible. El castillo se forma por la combinación de rocas, acantilados y murallas delimitando un recinto sobre la montaña.

Castillo de Santa Águeda. Fue construido sobre un castrum romano por los árabes, cuando Manûrqa (Menorca) era parte del califato de Córdoba. No se sabe exactamente cuándo se construyó, aunque fue antes de 1232.

 

Fuente: Wikipedia

El castillo de Bellver es una fortificación de estilo gótico. Fue construido a principios del siglo XIV por orden del rey Jaime II de Mallorca. La parte principal del castillo fue concebida por el arquitecto Pere Salva.El diseño de planta circular con torres también circulares adosadas parece provenir del conjunto superior del Herodión (en Cisjordania), también circular y con una gran torre maestra y tres torres menores. Las torres menores están adosadas y la del homenaje está atravesada por un muro por lo que está adosada. Este edificio tampoco tiene un pórtico en el patio. A su vez, el castillo de Bellver inspiró el de Michelstetten que, aunque no tiene torres, sí cuenta con una galería superpuesta en el patio con arcos muy rebajados y columnas de planta circular.

El castillo desempeñó al principio las funciones residenciales para las cuales fue construido, en tiempo de los reyes Jaime II, Sancho y Jaime III de Mallorca. También lo habitó el rey Juan I de Aragón, huyendo de la peste que atacaba al continente (1394). En el siglo XVII fue residencia esporádica de algunos virreyes. Como fortificación sufrió también diferentes asedios. El primero en el año 1343, durante la campaña de reincorporación del reino de Mallorca a la Corona de Aragón, por Pedro el Ceremonioso; el siguiente, en el año 1391, durante la revuelta contra el Call; y el último, el año 1521, en el cual sufrió el único asalto de su historia, durante la rebelión de las Germanías.

Torres de las islas Baleares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *