CASTILLOS DE ALICANTE

Al que tiene mujer hermosa, castillo en la frontera o viña en carretera, nunca le faltará trabajo

A soga y tizón las fortalezas

crecían por toda Iberia.

Taimas y Señoríos corrían

entre campiñas y sierras.

Amos encaprichados y esclavos

fueron sus habitantes.

Ellos quedaron marcados

en los libros de  la historia

y sus castillos,

como un eterno recuerdo

de aquellas correrías.

Luis M. Moll

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *