LA POESÍA DE María Elena Rodríguez

María Elena en su poesía nos muestra una pasión única por sus versos. Con suavidad despliega unas singulares palabras que denotan fuerza en cualquier sentido. Para muestra de ello nada mejor que leer unos cuantos poemas de su autoría.

 
 

Estamos

 

Inmiscuidos en los cuatro lados

y me olvido

me comparto

me multiplico

como el mundo

 

girando en todos los lugares

en todas las fechas

con el gozo de las manecillas del reloj

 

 

A la hora de la verdad todo es mentira

 

Entre la acera roja o azul

se confunden los colores

la luz no alumbra siempre lo más bello

la intuición dirige en el silencio

y el tercer ojo no quiere siempre ver

tropiezas con girasoles y piedras

Caín o Abel

 

levantas la mano

y el lamento la esconde

aun lado del corazón

guardas las sábanas sacudidas de miedo

y bajo la cama

los zapatos descansan de perseguirse.

 

 

Mundo

 

Vuelo de imágenes

ruido insaciable

una semilla suspira

desvanece

Desplome de árboles

en tierra fértil

legan paisaje de verde intenso

Ríos sedientos mugen

mastican peces

ignoran piedras

Libertad

palabra escondida entre matorrales

y tanques de guerra

Poesía

entre estado de sitio

y estallidos de letras

Corazones extraviados

arena

mar

petróleo

y sangre

            Poemas del libro “De la piel que se va”                         

 

On line

 

my space

facebook

tu foto bajando

sin saber quien eres

sigo

sin saber quien soy

me voy.

 

Huir

es otra forma de rechazo.

 

Escape.

 

 

No soy uno de los tuyos

 

Me espanta

el día sin abrir un libro.

Me asombra

la línea que planchas en tu pantalón

 

Prefiero

tu corbata distraida.

Insistes

en espantar la tierra de mis zapatos

como si no cayera en abismos

como si no hubieran suficientes pantanos

y a veces

muchas veces

es la única que me acompaña

a reir

de tu inmaculada presencia.

 

 

Respiro

 

a mil horas luz de silencio.

 

Hay noches para hundir

tu nombre entre mis piernas

el verso junto al oído

tu cuerpo y el mío

tomando su lugar.

 

Poemas del libro “Del sótano al paraíso”                       

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *