CAMINO DE SANTIAGO (X PARTE), por Xavier Eguiguren

Música recomendada: Jiga Pandeirada. Milladoiro

A pesar de las vicisitudes que te puedas encontrar, nunca desistas de caminar por las sendas de este Camino. Ven, acompáñame a Compostela.  Luis Moll

Me abrazo a la almohada, la noche se acuesta, las piedras del camino corren más que el peregrino. Paso tras paso, sueño que me aferro al crujir de los árboles, estos se mecen con la intención de seguir durmiendo.

Me asomo al marco de un cuadro. Un Dios que pinta una luna que viste de mimo. Catalina, celestina que propone el amor a las eternas murallas. Altura empedernida, empedrado perímetro de tantas respiraciones como pedacitos de humanidad.

Ponte Vella
Ponte Vella

Termas Romanas de Lugo y el Río Miño

Desde Lugo a San Romao da Retorta, en la Galicia perenne habita el caminante, ahora en la novena etapa del camino de Santiago primitivo.

Son las conchas de bronce del casco viejo lucense, las que de manera tímida muestran la ruta a seguir, formalizan encuentros con la Iglesia de Santiago, a Nova, la Plaza Mayor, sus árboles frondosos y fuentes.

Iglesia de San Lázaro
Casas de San Lázaro

Paisajes del Camino

Retales de historia, la vía romana XIX, que unía Lugo con Astorga, la catedral de estilo románico consagrado a Santa María, la medieval y recoleta Praza do Campo, la puerta del Carmen y la infinita muralla romana, estructuras que contarán a otros peregrinos ese camino estático, suspendido en el tiempo, segundo tras segundo y siglo tras siglo.

Cruzar A Ponte Vella, puente de origen romano, balcón ancestral al río testigo del paso continuo de la vida, el Miño. Transitar y sentir la aldea de San Lázaro, con sus casas de piedra e iglesia del siglo XVIII.

Pazo Carrigueiros
Santuario megalítico. Bartolomé de Burgo
Fuente de Ribicas. San Vicente do Burgo
Iglesia parroquial O’Burgo

Merece la pena desviarse cuando llegamos al cruce camino con Boveda. Antes de llegar a Bacurin. Alli nos encontraremos con  uno de esos lugares misteriosos de nuestra geografía, el que vamos a tratar esta vez ocupa un espacio singular. A tan sólo dos kilómetros del Camino Primitivo y a no más de catorce de las impresionantes murallas de Lugo, Santa Eulalia de Bóveda del siglo III, fiel a su origen mistérico, sigue desafiando cualquier interpretación desde más allá de las fronteras de nuestro conocimiento.

Santuario de la diosa Cibeles

El templo enterrado de Cibeles

Se cuenta que cuando el nuevo párroco llegó a su destino asignado en Bóveda de Mera, algunos paisanos ya le habían advertido: ‘José, vas a un sitio donde hay algo enterrado‘. Fue un tiempo después, en 1914, cuando durante unas obras en el suelo de la iglesia encontraron el pasadizo que descendía hacia el templo subterráneo. Oculto durante más de diez siglos, el templo soterrado de Santa Eulalia de Bóveda ha sido desde entonces un auténtico desafío para los estudiosos que llegan al lugar. Su entrada tenebrosa, escaleras abajo, recibe al visitante como un descenso a las profundidades de la Tierra o, quizás deberíamos decir, de la Magna Mater.

El conjunto contiene un maravilloso mural, que es el más importante de los que persisten en toda Hispania. La representación pictórica hace referencia directa a la relación que las aves y sus cantos tenían con el santuario y su funcionamiento como oráculo. 

 

Cántame, Musa de voz clara, hija del gran Zeus,

a la Madre de todos los dioses y de todos los hombres,

a la que le agrada el estruendo de los crótalos y tambores,

así como el rumor de las flautas,

el aullido de los lobos y el rugir de los leones de feroz mirada,

los montes fragosos y los torrentes cubiertos de vegetación.

Así te saludo a ti también con mi canto, y a una, a las diosas todas.

Himno Homérico a la Diosa Madre.

Xan Xoan do Alto

Iglesia de San Pedro Félix.

Continuar entre prados y árboles, con un caminar sosegado, bifurcación a Santa Eulalia de Bóveda, cautivadora iglesia del siglo VIII. De bruces con un núcleo llamado Hospital, San Pedro de Baixo, y Taboeiro, todos ellos pequeños mundos que recuerdan que no existe una soledad absoluta.

San Romao da Retorta, el destino y el descanso se hallan próximos. Nos saludan las palabras grabadas sobre un miliario romano. Hablan de un camino, la calzada XIX Lucus ab Iria Flavia, de un cesar, de otro tiempo.

“Caio César Augusto, bisnieto de Augusto, Pontífice Máximo, tercero en el poder tribunicio, cónsul por tercera vez, Padre de la Patria”.

Imágenes de San Román de Retorta

2 Replies to “CAMINO DE SANTIAGO (X PARTE), por Xavier Eguiguren”

  1. Hello. I have checked your mentideroliterario.es and i see you’ve got some duplicate
    content so probably it is the reason that you don’t rank hi in google.
    But you can fix this issue fast. There is a tool that rewrites
    articles like human, just search in google:
    miftolo’s tools

Responder a luismoll Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *