FELIX MARÍA DE SAMANIEGO “EL FABULISTA”

Música recomendada: La guitarra española

Felix Maria de Samaniego, llamado “ El fabulista” nació y murió en La Guardia (Álava) (1745-1801). Fue un escritor muy destacado en la literatura de la ilustración que junto a Tomás de Iriarte, fueron los mejores fabulistas españoles.

Gracias a su ascendencia noble, pudo cursar estudios en un colegio de Francia y posteriormente en la universidad de Valladolid. Sus estudios inacabados, no le impidieron ponerse bajo la protección de su tio abuelo el “conde de Peñeflorida pasando a formar parte de la sociedad Bascongada de Amigos del país, donde comenzó a leer sus primeras fábulas y quedando ligado de este modo a dicha sociedad y .al innovador Real Seminario Patriótico de Vergara, del que fue director, al menos durante dos años. Hizo composiciones dramaturgas y compuso algunas obras musicales. Sus inclinaciones a las críticas mordaces contra la religión, contra la política y “su espíritu libertino” le indujeron a burlarse de los privilegios que le ofrecían en ocasiones desde la corte. Sus cuentos algo subidos de tono, siguiendo el estilo erótico de Jeain de la Fontaine, sufrió encontronazos muy fuertes con la Inquisición. El tribunal Inquisitorial de Logroño, le condenó a dos años de confinamiento en un convento de Portugalete, salvándose de esta condena gracias a las amistades que todavía tenía en las altas esferas españolas. Luis

La gallina de los huevos de oro

Defensor del teatro neoclásico y de la ideología ilustrada, participó en numerosas tertulias y reuniones ganándose la amistad de escritores y nobles de su tiempo. Su amigo Tomás de Iriarte, publicó unas fábulas un año después que las suyas y, en uno de sus prólogos, afirmaba que eran las “primeras fábulas originales escritas en lengua castellana”. Esto irrito de sobremanera a Félix enemistándose ya de por vida con Tomás llegando a publicar anónimamente un folleto satírico: “Observaciones sobre las fábulas literarias originales de Don Tomás de Iriarte” en el año 1782. Tiempo más tarde, también volvió a publicar una sátira sobre un poema de Iriarte “La música” que tituló “Coplas para tocarse alviolín a guisa de tonadilla”. Todos ellos fueron contestados con el mismo grado de violencia por Iriarte. Pero también tuvo enfrentamientos impresos con escritores como Vicente García de la Huerta y fray Diego González. Las fábulas de Samaniego, se publicaron en Valencia con el título de “Fábulas en Verso castellano”. Esta primera publicación, consistía de cinco libros; posteriormente y ya en la versión definitiva, se publicaron en Madrid las “Fábulas morales” ya formada por un total de 9 libros con 157 fábulas.

La cigarra y la hormiga

Esta obra se inspira en otros fabulistas clásicos como Esopo y Fedro, así como del inglés J. Gay y a su vez también del francés La Fontaine. Prácticamente son de formato didáctico, de estilo sencillo y métrica variada: La lechera, El parto de los Montes, Las Moscas,La paloma, La Cordorniz, Las ranas que pedían rey, La cigarra y la hormiga, la zorra y las uvas, El perro y el cocodrilo. También publico una colección de poesía erótica con un cierto tono humorístico y de contenido procaz que publicada periódicamente se llamaba “El jardín de Venus”. La lectura que Samaniego nos ofrece de sus fábulas, no es ingenua, se aplica siguiendo el concepto de la moral, y muy cercanas a la ideología de Rousseau. Es una lucha constante en la que los animales con un idioma corriente y jugando con los refranes populares, nos predican una moral en la que tiene cabida el egoísmo, la venganza, la desconfianza, la astucia…Nos dan un gran derroche de colorismo y movimiento de la expresión transmitiéndonos a través de su literatura lo concepto de gracia y sencillez, haciendo que sean comprensibles a su vez, por el mundo infantil y adulto.

Monumento a Samaniego. La Guardia, Álava

Deja un comentario